María Antonieta

María Antonieta, la reina más odiada de Francia, quien cubría sus carencias afectivas con derroche.

“Cuando todos los demás están perdiendo la cabeza, es importante mantener la tuya”

¿Como fué la niñez de María Antonieta?:

Maria Antonia Josepha, mejor conocida como María Antonieta, nació en Austria 1755 y murió en 1792. Fue hija del Emperador Romano Francisco I y la Emperatriz Austriaca María Teresa I, lo cual la llevó a tener una educación en su palacio dictada por su madre, donde lo primordial fue aprender sobre la higiene personal, las restricciones y el fortalecimiento del cuerpo. 

A sus 13 años su madre se esfuerza para casar a María con el futuro rey de Francia Luis XV, con el fin de reparar la frágil relación diplomática entre ambos países. Por ello se le adicionaron a sus estudios la música y el baile francés. Un año después, el matrimonio fue llevado a cabo, pero por la temprana edad – tenían la misma edad — y poca experiencia de ambos, ninguno se estaba preparado para llevar un matrimonio.

Actos que definieron su vida: 

Su esposo fue un hombre tímido, indeciso y reservado, quien la evitó cientos de veces, a tal punto que su matrimonio fue consumado 7 años luego de la ceremonia. Sin embargo, aparentemente Luis sufrió de impotencia sexual, resultado de una condición médica previa. 

A causa del matrimonio, Antonieta tuvo que renunciar a sus derechos al trono Austriaco, y quedó totalmente a la disposición de Francia. El continuo aborrecimiento por los protocolos franceses le hizo cada vez más difícil la permanencia en el palacio y su libre expresión. Fue esto motivo para tener un estilo de vida derrochador, extravagante y siempre lleno de fiestas excesivas. Fue catalogada de frívola, egoísta e indecente, encasillada con doble moral por la desigualdad económica que pasaba Francia en ese momento. Aclamada por su popularidad, pero odiada por haber tenido amistades enemigas de Francia y por ser “una reina extranjera”.

¿Qué hacía única a María?

Su total franqueza al momento de expresarse la hizo excepcional. La frase “que coman pasteles”, cuando le preguntaron qué hacer porque el pueblo no tenía pan para comer, le dio la figura despiadada ante el pueblo. No obstante, históricamente no existe evidencia alguna de su veracidad. La extravagancia con la que vivía era tal que mandó a construir un pueblo de fantasía en Versalles, donde ella y sus amigos jugaban a trabajar. 

Asimismo, fue pionera de la moda ecuestre para mujeres; en su época montar caballo era solo cuestión de hombres, pero su interés por este deporte fue tal que tuvo que comenzar a montar burros para luego avanzar a los caballos. Adicional a ello, las mujeres no usaban pantalones, y fue ella quien impuso esta moda, sin perder nunca su estilo de maquillaje y pelucas desafiantes. 

Además, era amante de las flores, la decoración de su cuarto, closet y perfume eran de estilo. Siempre estaba acompañada de sus damas de honor, quienes eran las encargadas de ayudarla a vestir y ponerle una prenda diferente. María Antonieta se preocupaba por los niños, aparte de tener 3 hijos, adoptó a 4 para brindarles una educación de calidad.  

Datos curiosos: 

  • La celebración de su matrimonio duró 2 semanas. Lamentablemente, 132 personas murieron el día de su boda como consecuencia de un incendio causado por fuegos artificiales.
  • Fue un ídolo adolescente, hasta el punto de que en una de sus apariciones la euforia era tanta que 30 personas murieron en una avalancha humana por verla.
  • Sus blancas y extravagantes pelucas fueron un icono de la moda, se dice que eran tan blancas porque les espolvoreaban con harina.
  • Versalles era un lugar muy sucio, de modo que limpiar los zapatos era un trabajo arduo. Por ello, María solo usaba los zapatos una vez, luego eran desechados.
  • Fue la última reina de Francia antes del inicio de la revolución francesa.
  • Su muerte fue sorpresiva, pasó a la guillotina por ser acusada de traicionar a la República, promiscuidad y hasta relaciones incestuosas con uno de sus hijos. De hecho, 9 meses después, su esposo tuvo el mismo fin.

Inspiraciones de María Antonieta para Yes Queen:

A María Antonieta le tocó crecer muy rápido para convertirse en esposa. Su periodo de adolescente a adulta fue interrumpido y adelantado, como ella misma se catalogó, “fui usada como pieza de ajedrez por un bien político”. A pesar de ello, era una reina que sabía cuáles eran sus carencias, siempre estuvo convencida de que la falta de amor fue el hueco que tapaba con sus extravagancias, pero que nunca trabajó en ello.

Queen, todas tenemos oportunidades de mejorar, cosas por las cuales trabajar, somos nosotras las únicas personas quienes podemos decidir entre seguir siendo las mismas, o avanzar a ser mejor cada día. Si sabes cuáles son tus bajas, no dejes que se apoderen de ti. ¡Tú eres más fuerte y puedes! Anota cada cosa que quieras cambiar, y poco a poco progresa. ¡Transfórmate! Cada pequeño paso suma. ❤️

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir nuestro newsletter?

¿Te gustaría recibir nuestro newsletter?

artículos recientes